6 Alimentos PROHIBIDOS durante la #Lactancia ❌👇¡NO COMAS ESTO!👇

¿Son compatibles el pescado rojo y la lactancia?

Con la llegada del bebé, toda mujer se esfuerza por darle a su bebé todo lo mejor. Al mismo tiempo, a menudo surge la pregunta: qué se puede comer durante la lactancia. Después de todo, todo lo que se come de una forma u otra se refleja en la calidad de la leche. ¿Mamá comerá mariscos dañará a su bebé recién nacido?

Contenido del artículo

Un tesoro escondido

El pescado rojo incluye salmón, salmón, salmón rosado, trucha, pescado blanco, esturión, esturión, taimen, salmón coho y algunas otras especies.

¿Son compatibles el pescado rojo y la lactancia?

Puedes hacer una pregunta: ¿por qué los esturiones se clasifican como variedades tintas, aunque su carne es clara, blanca? El rojo no significa color, sino calidad: esta es una característica de los mejores y más caros. El adjetivo rojo indica que este pez es el mejor. La cualidad más valiosa del pescado rojo es la presencia de ácidos grasos poliinsaturados omega-3. Estos ácidos ayudan a mantener niveles normales de colesterol en sangre, son responsables de la elasticidad de los vasos sanguíneos y los músculos y estimulan el nervio óptico y el sistema nervioso.

Pero este no es el único componente útil de las variedades tintas.

Contienen:

  • yodo;
  • selenio;
  • calcio;
  • zinc;
  • acetato de tocoferol;
  • vitamina D;
  • Vitaminas B;
  • ácido nicotínico.

El resto de los componentes son un poco menos, pero también realizan funciones importantes para apoyar las funciones vitales del cuerpo. Ya se ha comprobado que las personas cuya dieta contiene regularmente pescado rojo tienen 3 veces menos probabilidades de tener hipertensión arterial y cáncer, prácticamente no son susceptibles a la depresión.

Suficiente 300 g de una porción de un producto útil por semana: la necesidad del cuerpo de yodo, calciferol y ácidos grasos poliinsaturados quedará completamente satisfecha.

¿El pescado rojo es bueno para las madres lactantes?

¿Son compatibles el pescado rojo y la lactancia?

A juzgar por las cualidades anteriores, el pescado rojo durante la lactancia debe ser uno de los componentes principales de la dieta. Entonces, ¿por qué, cuando se les pregunta si una madre lactante puede comer pescado rojo, los pediatras lo dicen un poco y con precaución?

¿Por qué es necesario limitar la cantidad de un producto tan útil en el menú?

Al elegir una dieta, las madres lactantes deben tener en cuenta no solo la calidad de los productos y sus propiedades, sino también la tecnología de cocción. Por ejemplo, los carcinógenos aparecen en los alimentos fritos,orye, durante el tratamiento térmico específico, durante la conservación, las sustancias auxiliares y las especias tienen un efecto adverso sobre la flora intestinal de los niños inestables; Los alimentos secos y secos presentan un peligro bacteriológico.

Una madre lactante puede comer pescado rojo salado en pequeñas cantidades porque la sal retiene el agua. Esto conduce a una disminución de la lactancia y el bebé puede estar desnutrido.

Además, los médicos no recomiendan el pescado salado a las madres lactantes, ya que la sal afecta el sistema urinario no solo de las mujeres, sino también de los bebés. La retención de agua en el cuerpo de un niño conduce a la intoxicación: cuanto más joven es el bebé, mayor es su sensibilidad.

El pescado, la mayoría de las veces, es un producto atípico para un área europea, especialmente para las variedades tintas. Los alimentos desconocidos pueden provocar alergias, incluso si se introducen en la dieta en pequeñas porciones. Algunos bebés se niegan a amamantar después de que su madre ha comido platos de pescado o comida enlatada; no les gusta el sabor cambiado de la leche.

Por lo tanto, antes de disfrutar de un manjar, si no tienes fuerzas para abstenerte del manjar, debes probar un trozo diminuto y esperar la reacción del bebé. Después de 2 tomas, ya puede comprender aproximadamente cómo reaccionó su cuerpo al nuevo producto.

Platos de pescado durante la lactancia

Los platos de pescado bien preparados durante la lactancia son muy saludables.

¿Son compatibles el pescado rojo y la lactancia?
  • La vitamina D contenida en ellos ayuda al cuerpo del bebé a absorber el calcio necesario para fortalecer el sistema esquelético;
  • La proteína, que contiene una gran cantidad de este producto, es más fácilmente absorbida por el cuerpo que la carne, tiene un bajo contenido de ácidos úrico y sales, lo que crea condiciones favorables para los riñones;
  • El delicioso producto se digiere más fácilmente que la carne, no ralentiza el metabolismo, no provoca el estancamiento de la bilis;
  • Los ácidos poliinsaturados omega-3 fortalecen los sistemas cardiovascular y nervioso, tienen un efecto beneficioso sobre el estado de la piel de la mujer.

Es mejor cocinar pescado, es más saludable para el cuerpo y se reduce la posibilidad de una reacción alérgica al utilizar esta tecnología de cocción.

La alergia más común se presenta a la carne de caballa.

El pescado también tiene propiedades negativas: es capaz de acumular sustancias nocivas disueltas en el agua. Especialmente muchos metales pesados ​​se acumulan en él, en particular, mercurio. La mayor cantidad de este compuesto venenoso contiene carne de atún, tiburón, pez espada, marlín.

La mayoría de los nutrientes se almacenan en pescado refrigerado.

A la pregunta de si es posible comer pescado rojo para una madre lactante, la mejor respuesta es: si lograste comprar no salado, sino refrigerado, y hornearlo o hervirlo, entonces sí. Siempre que el bebé no tenga alergias después de comer un plato de pescado. Un trozo de manjar salado está bien, cuando la porción es lo suficientemente pequeña.

Delicadeza segura

Los siguientes tipos de pescado son buenos para la lactancia:

¿Son compatibles el pescado rojo y la lactancia?
  • mariscos - variedades moderadamente grasas en términos de calidad - lucioperca, lubina, abadejo, fletán, merluza, arenque del Báltico, arenque sin sal;
  • río - producto menos alergénico - trucha, lota, perca, besugo, lucio y sotobosque, carpa - cultivado artificialmente.

Las carpas que viven en la naturaleza son muy sencillas. Acumulan en el sistema esquelético y en la carne muchos compuestos nocivos disueltos en el agua, ya que pueden vivir en ríos que son completamente inadecuados para la piscicultura.

Es aconsejable renunciar a la caballa, que es alergénica, y las variedades de pescado con alto contenido de grasa, entre ellas, el pescado rojo con carne roja, especialmente cultivado artificialmente.

Mejillones, gambas y cangrejos: estos mariscos son extremadamente útiles, contienen toda la gama de vitaminas y minerales necesarios para un organismo en desarrollo. Sin embargo, comer mariscos aumenta el riesgo de una reacción alérgica.

No debe comprar pescado ahumado, seco o seco. Muy a menudo los fabricantes envían producto no muy fresco para la fabricación de este tipo de manjar.

Cuando una madre lactante introduce platos de pescado en su dieta, debe tener en cuenta no solo su propio gusto, sino también la reacción del bebé. Para que el bebé tenga suficientes nutrientes en la leche y no haya deficiencia de vitaminas, es suficiente comer cualquier pescado, no necesariamente rojo, 3 veces a la semana por 50-100 g. Esto no solo saturará 2 organismos interconectados con vitaminas, sino que también creará reserva de nutrientes.

La intolerancia al pescado como tipo de alimento es poco común. Si el bebé no reconoce pescado rojo salado, entonces no le gusta el olor a leche, puedes intentar engañarlo para hacer albóndigas con materias primas refrigeradas del mismo tipo.

Ejemplo: albóndigas de trucha o salmón, guisadas o al horno.

¿Son compatibles el pescado rojo y la lactancia?

Si la carne picada se mezcla solo con cebollas y zanahorias ralladas, esparcida en el fondo de una cacerola o baño María, use un mínimo de especias, entonces el exceso de grasa dañina se derretirá y el plato traerá más beneficios al cuerpo que el salmón o la trucha, que se consumía en trozos salados.

El bebé no se deja engañar, habrá que prestar atención a otros productos.

Se puede obtener una dieta equilibrada componiendo un menú diario de diferentes tipos de carnes, frutas y verduras.

Si un niño es alérgico al pescado rojo o los mariscos, por supuesto, este tipo de comida debe abandonarse por completo.

6 frutas que NUNCA debes mezclar. Causan la muerte en niños

Publicación anterior A pesar de todos los grados
Publicación siguiente ¿Por qué los niños se escapan de casa?