▶️ ¿Tener una infección vaginal puede afectar el embarazo?

Clotrimazol durante el embarazo: indicaciones de uso.

Uno de los medicamentos antimicóticos más eficaces es el clotrimazol. Los ginecólogos lo prescriben para combatir una enfermedad tan insidiosa como la candidiasis. El clotrimazol pertenece a la categoría de medicamentos aprobados para el tratamiento de esta enfermedad durante el período de gestación.

Contenido del artículo

¿El clotrimazol es adecuado para mujeres durante el embarazo?

Clotrimazol durante el embarazo: indicaciones de uso.

La incidencia de aftas durante la gestación es alta. Esto se debe a cambios en los niveles hormonales y una disminución de la inmunidad. Además, puede ocurrir después de tomar antibióticos, hipotermia, estrés, etc. La enfermedad se caracteriza por el crecimiento de microorganismos oportunistas - hongos del género Candida.

Estos últimos, cabe señalar, siempre están presentes en el organismo, pero en pequeñas cantidades. Cuando la cantidad de lactobateria útil disminuye, los hongos comienzan a multiplicarse sin control.

La enfermedad puede ser provocada por el uso de tanga, relaciones sexuales con una pareja infectada, ropa interior sintética ajustada, diabetes mellitus, toma de medicamentos hormonales, coito anal-genital y oral-genital.

La candidiasis puede ser una enfermedad independiente u ocurrir en el contexto de otra patología. Se acompaña de sensación de ardor, picor en la zona genital externa, dolor durante el coito, secreción vaginal blanca cuajada y trastorno de la micción.

El medicamento es un agente antibacteriano y antifúngico sintético. Es muy eficaz contra levaduras y mohos, Trichomonas, dermatofitos y diversas bacterias: gardnerella, bacteroides, estreptococos y estafilococos.

Hay dos formas de usar clotrimazol: externa y local. El medicamento se vende en varias formas: pomada, crema, solución y tabletas vaginales.

Principio de acción: administrado en pequeñas dosis, inhibe la síntesis de proteínas necesarias para la progresión de la candidiasis; grandeNinguna dosis conduce a la acumulación de peróxido de hidrógeno, lo que conduce a la destrucción de las membranas celulares del microbio dañino, como resultado de lo cual muere.

El fármaco puede acumularse en el estrato córneo, por lo que actúa de forma más eficaz en el tratamiento de enfermedades fúngicas.

Instrucciones para el uso de supositorios de clotrimazol y otras formas del medicamento durante el embarazo

Composición

El principal ingrediente activo es el clotrimazol. Como componentes adicionales, las velas incluyen: euttanol, span, polisorbato, cestasteril y alcohol bencílico, espermaceti sintético, agua purificada. Los comprimidos vaginales incluyen lactosa, almidón de maíz, refresco, ácido tartárico, aerosil, ácido esteárico de magnesio y, por supuesto, el propio clotrimazol. En una solución para uso externo, además del ingrediente activo principal, miristinato de isopropilo, está presente etanol anhidro. No hay componentes auxiliares en la pomada, se compone completamente de clotrimazol.

Notas de la aplicación

Clotrimazol durante el embarazo: indicaciones de uso.

Los médicos prescriben este remedio a sus pacientes para diversas indicaciones. Por ejemplo, las tabletas vaginales de clotrimazol están indicadas en presencia de infecciones genitales provocadas por bacterias sensibles al clotrimazol y a los hongos Candida. A menudo se prescribe un agente en forma de crema como componente del tratamiento del liquen multicolor, la dermatomicosis y la vulvovaginitis por candidiasis. El ungüento ha demostrado su eficacia en la lucha contra las micosis de los pliegues cutáneos, pitiriasis versicolor, eritrasma, candidiasis superficial provocada por dermatofitos, otros tipos de levaduras y mohos, complicadas por micosis.

La solución se prescribe con mayor frecuencia para las infecciones por hongos de las membranas mucosas y la piel: con micosis de las manos / pies, piel suave del tronco, pliegues de la piel, cuero cabelludo, candidiasis, eritrasma, paroniquia, pitiriasis versicolor.

Velas, crema y tabletas de clotrimazol: cómo funcionan durante el embarazo

Los médicos y quienes fueron tratados con este fármaco confirman su alta eficacia. Esto es lo que explica el uso generalizado de este agente en la lucha contra las enfermedades fúngicas incluso durante el embarazo.

El resultado después de la aplicación se puede notar en un futuro cercano: si la infección por hongos no se inicia, la herramienta se encargará de ella en cuestión de días. De lo contrario, cuando la enfermedad se ha propagado significativamente o es grave, se usa un medicamento local en combinación con otros medicamentos.

Al destruir los patógenos, la sustancia activa no se manifiesta en ningún otro lugar, es decir, actúa exclusivamente sobre las bacterias dañinas.

Acción sistémica del clotrimazol

Clotrimazol durante el embarazo: indicaciones de uso.

No obstante, el principio activo entra en la sangre, pero en cantidades insignificantes. Por tanto, no tiene un impacto significativo. Pero todavía se ha demostrado científicamente que defuna fracción del fármaco aún permanece en el cuerpo y, además, puede penetrar libremente a través de la membrana placentaria hasta el feto.

Existe un peligro significativo para el bebé en el útero solo en la etapa inicial, en el primer trimestre. Esto se debe al hecho de que durante este período se produce la formación de órganos y tejidos.

La instrucción dice que la droga está prohibida en los primeros tres meses de gestación. Dado que el clotrimazol no está incluido en la lista de medicamentos vitales, el tratamiento con dichos medicamentos se pospone hasta una fecha posterior, cuando el peligro para el feto se reduce significativamente.

Crema de clotrimazol y otras formas: efectos secundarios durante el embarazo

Si el médico le recetó tabletas vaginales, luego de su uso, aproximadamente el 3% de la cantidad total del principio activo ingresará al torrente sanguíneo de la mujer. Y si usa una pomada o crema, este número se reduce aún más. Tales cantidades del principio activo en la sangre no pueden tener un efecto significativo en el organismo, por lo que su uso no debería ser motivo de preocupación.

Lo único que hay que tener en cuenta es que no se recomienda el uso del medicamento en el primer trimestre, durante la lactancia y en presencia de disfunciones hepáticas. Además, el número de contraindicaciones, por supuesto, incluye hipersensibilidad al principio activo principal y a cualquiera de los componentes auxiliares.

La terapia puede provocar efectos secundarios. Por ejemplo, no se excluyen las reacciones alérgicas, que se manifiestan por picazón, ardor, erupción cutánea, descamación y enrojecimiento de la piel. También durante el embarazo, pueden producirse calambres en la parte inferior del abdomen. Las relaciones sexuales durante el tratamiento se acompañan de sensaciones dolorosas provocadas por la irritación de la mucosa vaginal.

Pomada y supositorios de clotrimazol: dosis durante el embarazo

Clotrimazol durante el embarazo: indicaciones de uso.
  1. Los supositorios y tabletas vaginales, que pueden contener 100-200-500 mg de sustancia activa, se inyectan lo más profundamente posible en la cavidad vaginal. Los ponen por la noche, justo antes de acostarse. Por lo general, el curso de la terapia dura 7 días, pero el médico tratante puede prescribir la dosis, al igual que la duración del uso, de forma individual. Las mujeres embarazadas, al colocar un supositorio o píldora, deben utilizar el aplicador destinado a este fin. Esto debe hacerse manualmente para no dañar las delicadas membranas mucosas y el cuello uterino;
  2. La crema y el ungüento se aplican externamente. Lubrican las zonas afectadas de la piel, así como la vulva. La capa del producto debe ser fina pero continua. La duración del curso de la terapia se determina individualmente, en función de la gravedad de la enfermedad y una serie de otros parámetros;
  3. La solución se usa para frotar la piel y las placas de las uñas. Como regla general, se tratan con las áreas afectadas tres veces al día durante 1 mes. También se puede utilizar para tratar la candidiasis. En este caso, se inyecta en la uretra.

Clotrimazol durante el embarazo: características de la terapia

En el primer trimestre, se desaconseja mucho este remedio. En este momento, el riesgo de efectos negativos en el feto es muy alto. En una fecha posterior, en el segundo y tercer trimestre, se prescribe solo de acuerdo con las indicaciones. Puede usar este agente antifúngico solo por recomendación del ginecólogo que lidera el embarazo.

La salud de una mujer y su feto, tanto durante como después de la terapia, está fuera de peligro. Es por eso que no existen contraindicaciones estrictas para su uso. A pesar de esto, no se recomienda usarlo sin receta médica.

El clotrimazol es un fármaco que es un complejo de sustancias químicas, y solo un especialista puede decidir si el paciente lo necesita o no.

Clotrimazol Vaginal: para que sirve y como se Usa (infecciones vaginal ) | Y MAS!! 💊

Publicación anterior Remedios populares expectorantes para la tos.
Publicación siguiente Estilo americano de vestir: cuál es su peculiaridad.