Colestasis - Dr. Sebastián Paredes

Síndromes de citólisis y colestasis

El síndrome de citólisis es una evaluación de laboratorio de la integridad de la hepatitis que muestra infracciones de manera confiable. Ocurre con cambios patológicos en las células del hígado. Un factor que causa esta afección es una violación de la integridad de las membranas de los hepatocitos.

Síndromes de citólisis y colestasis

El síndrome de colestasis es una manifestación clínica de disfunción hepática, evaluación visual de procesos patológicos en los que disminuye la producción de bilis, como resultado de lo cual comienzan procesos patológicos en la vesícula biliar.

La citólisis es un diagnóstico diferencial, confirmación de la enfermedad, basado en pruebas de laboratorio, que confirma el diagnóstico: síndrome de colestasis en niños. El tratamiento no se inicia sin el análisis y la evaluación de sus indicadores.

Contenido del artículo

Síntomas del síndrome colestasis

La colestasis se presenta en niños de dos tipos: intrahepáticos y extrahepáticos.

Con la forma intrahepática, se produce un estancamiento de la bilis en los conductos principales debido al daño de los hepatocitos y los conductos hepáticos. Forma extrahepática: los cambios patológicos que provocan procesos inflamatorios en los conductos ocurren en los órganos y tejidos adyacentes al hígado.

Los síntomas de la enfermedad son ambiguos, por lo tanto, no se inicia ningún tratamiento sin un diagnóstico diferencial del síndrome de colestasis.

Es imposible observar el curso de la enfermedad en dinámica y, sobre la base del cuadro clínico, comenzar las medidas terapéuticas necesarias, ya que las manifestaciones de la enfermedad son similares y el tratamiento del síndrome de colestasis, según la forma, es diferente. La colestasis intrahepática no se puede curar sin cirugía.

Los principales signos de colestasis en niños y adolescentes:

Síndromes de citólisis y colestasis
  1. Picazón. La piel de las extremidades, el abdomen y las nalgas está seca y escamosa, lo que provoca picazón en la piel. Los niños se vuelven irritables y tienen insomnio. Aún no se ha encontrado una explicación de lo que provocó tales cambios en la epidermis. Supuestos teóricos: la deficiencia de vitamina A emergente, la síntesis deficiente en el hígado y la aparición de prurito. Estas sustancias son transportadas por el torrente sanguíneo y retienen parte de los ácidos biliares en las capas de la epidermis, como resultado de lo cual se irritan las terminaciones nerviosas.

En los niños pequeños, hasta los 5 meses, este síntoma está ausente.

  • Ictericia: puede aparecer desde las primeras horas de la enfermedad o manifestarse mucho más tarde. La acumulación de bilirrubina y su entrada en la sangre conduce al hecho de que la epidermis cambia de color no solo a amarillo, sino también a oliva y verdoso. Etc.y colestasis, el nivel de bilirrubina en sangre puede superar los 50 μmol / l;
  • El color de la silla cambia, se decolora. Esta condición se caracteriza por esteatorrea. El principal mecanismo para el desarrollo del síndrome de colestasis es que aparecen patologías en la vesícula biliar, lo que provoca una violación del flujo de bilis necesario para la digestión. Tan pronto como su deficiencia comienza a sentirse en el duodeno, hay escasez de estercobilinógeno en el intestino grueso. La digestibilidad de los alimentos disminuye, las grasas ya no se absorben, lo que provoca cambios patológicos en el intestino delgado. Las heces se vuelven grasosas y de color claro. Cuanto más livianas son las heces, más pronunciado es el estancamiento de la bilis. Debido a la absorción deficiente de todo un complejo de vitaminas - A, D, E, K - el niño pierde peso rápidamente;
  • La formación de xantomas es mucho menos común. En los adultos, estas lesiones cutáneas se consideran marcadores de colestasis y, si aparecen, son innecesarias algunas pruebas de laboratorio. En los niños, las enfermedades planas parecidas a un tumor de un color amarillo leve son muy raras.

Si se identifica este síntoma, entonces se pueden encontrar neoplasias en los pliegues palmar, en los flexores de articulaciones grandes, espalda y cuello.

Síndromes de citólisis y colestasis

En la forma aguda de la enfermedad de mayor gravedad, no solo se ve afectada la epidermis, sino también las capas más profundas de la dermis: la inflamación cubre los nervios y las vainas de los tendones, el tejido óseo. El mecanismo de desarrollo de los xantomas: el nivel de lípidos aumenta en el cuerpo y se depositan en la dermis y la epidermis, lo que provoca la aparición de neoplasias.

Después de la recuperación, los niveles de colesterol en sangre disminuyen, los niveles de lípidos vuelven a la normalidad y los xantomas se resuelven.

Diagnóstico instrumental y de laboratorio

Un examen de ultrasonido es obligatorio, ya que una de las confirmaciones de la presencia del síndrome es un hígado agrandado.

El cuadro clínico puede mostrar los tipos de colestasis:

  • completo;
  • incompleto;
  • persistente;
  • intermitente.

En los bebés, las manifestaciones de ictericia con colestasis son obligatorias. En los niños menores del primer año de vida, se considera la norma cuando el hígado sobresale del hipocondrio entre 1 y 2 cm.

Síndromes de citólisis y colestasis

En niños en edad preescolar, la norma fisiológica es si el hígado se encuentra 1 cm por debajo del arco costal. El aumento de la protuberancia debido a los arcos costales es un signo de colestasis.

No se tiene en cuenta en los bebés, pero en los adolescentes ya se tiene en cuenta que con físico asténico o algunas enfermedades (por ejemplo, miopatía y raquitismo), el hígado puede sobresalir 3 cm por debajo del arco costal.

Pero solo un examen de ultrasonido no puede usarse para hacer un diagnóstico.

El hígado se agranda en muchas enfermedades infecciosas, por ejemplo, escarlatina, sarampión, tuberculosis y otras. Para niñosA una edad avanzada, se realiza un examen de rayos X del tracto biliar. En los bebés, esta prueba solo se puede realizar si el nivel de bilirrubina es inferior a 50 μmol / l. Si se excede, se usa otro método: la colangiografía. Durante el mismo, se realiza una perfusión intravenosa lenta de 12 horas.

Se inyecta un agente de contraste en el cuerpo y se monitorea su progreso a lo largo de las asas intestinales. Esto ayuda a descartar o determinar la presencia de obstrucciones en las vías biliares extrahepáticas. Durante las pruebas de laboratorio para el síndrome de colestasis, se determinan los indicadores de bilirrubina y lípidos en la sangre, lo que ayuda a identificar el síndrome de citólisis.

Síndromes de citólisis y colestasis

Si está presente en el plasma sanguíneo, aumenta la actividad de las enzimas indicadoras: AsAT, ALAT, LDH, así como isoenzimas, aumenta la concentración de hierro sérico, vitamina B12 y bilirrubina. Las razones del cambio son la degeneración acidófila e hidrópica, necrosis de las hepacitas, que aumenta la permeabilidad de las membranas celulares.

El aumento más pronunciado de hepatitis aguda, daño al músculo cardíaco y procesos patológicos severos que destruyen las células del hígado.

Con ictericia obstructiva, cirrosis y procesos oncológicos, los cambios en el análisis bioquímico se expresan moderadamente.

Tratamiento de colestasis

El régimen de tratamiento se especifica según el cuadro clínico y la respuesta del paciente al tratamiento.

Síndromes de citólisis y colestasis
  • Los triglicéridos se prescriben para restaurar la absorción de grasas y reducir la aparición de esteatorrea, lo que asegura la absorción de calorías;
  • Las vitaminas A, D, E y K necesarias para apoyar las funciones vitales se inyectan o por vía parenteral, es decir, a través de un tubo;
  • Se aplica
  • fenobarbital . Este medicamento tiene un efecto colerético, aumenta la síntesis de sales biliares y su excreción en las heces, reduce la gravedad de la picazón;
  • La colestiramina se usa ampliamente si no hay antecedentes de obstrucción biliar.

Sin embargo, muy a menudo es necesario ajustar las medidas terapéuticas debido al desarrollo de complicaciones, por lo que es imposible decir exactamente qué medicamentos se necesitarán.

La colestasis intrahepática no se puede curar sin cirugía.

LA DETECCIÓN OPORTUNA DE COLESTASIS NEONATAL Y ATRESIA DE VÍAS BILIARES. Dr. R.de J. Michel Aceves

Publicación anterior Cirugía para extirpar el útero y los ovarios: lo que necesita saber
Publicación siguiente Sellos en las uñas: cómo usarlos correctamente.