Cambios en el Útero de la Mujer Embarazada

¿Cómo cambia el cuello uterino durante el embarazo?

La parte más baja del útero que se extiende hacia la vagina se llama cuello uterino. En el examen, el ginecólogo solo ve su extremo, que parece un tubo recortado. Esta parte del órgano en buen estado tiene una superficie brillante y un color rosa pálido.

La parte interna del cuello uterino solo se puede ver con la ayuda de una ecografía y durante la cirugía laparoscópica; también es rosa, solo en apariencia se ve aterciopelada, ya que está un poco suelta.

Los cambios en el cuello uterino ocurren en las primeras etapas del embarazo y con la aparición de diversas patologías. Por ejemplo, si un paciente tiene erosión, el médico durante el examen verá daño en el epitelio cervical, en forma de enrojecimiento irregular.

En las primeras etapas, los cambios en el epitelio cervical indican signos de embarazo.

Contenido del artículo

Primero signos de embarazo

¿Cómo cambia el cuello uterino durante el embarazo?

En el cuerpo de una mujer, después de la concepción, ocurren muchos cambios debido al aumento de la producción de una hormona especial. Se llama - hCG - gonadotropina coriónica humana. El cuerpo comienza a producirlo inmediatamente después de la introducción de un óvulo fertilizado en la pared del útero.

Bajo la influencia de una hormona especial, aumenta el suministro de sangre al órgano femenino principal, los tejidos se hinchan. ¿Cómo se vuelve el cuello uterino al principio del embarazo?


Sus primeros cambios se refieren a la coloración. Cambia de rosa pálido a violeta cianótico.

Su apariencia cambia debido al aumento del llenado de sangre de los órganos ginecológicos y la aparición de nuevos vasos (la colocación de la placenta ya ha comenzado) en el futuro, se suministrará alimento al feto a través de él y se extraerán los productos de la actividad vital.

Al principio del embarazo, el cuello uterino se vuelve más blando y se desplaza fácilmente. Esta condición fue descrita por primera vez por los ginecólogos Gaus y Gubarev. El istmo, que se encuentra entre el cuello uterino y el útero, se ablanda, lo que crea la posibilidad de un movimiento indoloro de la parte generalmente inmóvil del órgano desde su lugar.

Es posible diagnosticar el inicio de la concepción mediante el signo de Genter. En las primeras etapas del embarazo, la posición del cuello uterino cambia, ya que el útero se desplaza anteriormente debido al ablandamiento del istmo. Debido a esto, el cuello uterino, que está abierto y elevado durante la ovulación, cae.

A la palpación, el útero en esta etapa del embarazo se vuelve convexo, aparece un engrosamiento en su superficie frontal a lo largo de la línea media, que puede caracterizarse como un peine. Hay que decir que esta señal es opcional,a veces no se puede sentir el engrosamiento.

Dado que el útero está inclinado hacia adelante, el cuello uterino comienza a doblarse hacia atrás. Tan pronto como se fija el embrión, la estructura cervical blanda cambia, se vuelve difícil, o mejor de caracterizar, densa.

Además de cambiar la posición del órgano, también cambia su forma. Si el embarazo es el primero, entonces el cuello uterino es plano, ancho y tiene forma cilíndrica. En las mujeres que ya han dado a luz, el órgano adquiere la forma de un cono, es decir, sobresale.

Esto ocurre si el embarazo anterior terminó en un aborto espontáneo.

Examen ginecológico al registrarse para embarazo

Cuando las mujeres se registran, siempre se les pregunta si el embarazo es deseable o no, describa la anamnesis:

¿Cómo cambia el cuello uterino durante el embarazo?
  • qué estaba enfermo antes del embarazo, y el médico no solo está interesado en las enfermedades ginecológicas;
  • preguntar acerca de embarazos y abortos previos;
  • la fecha de la primera menstruación y el ciclo de las siguientes.

Pida recordar antecedentes familiares - la presencia de enfermedades hereditarias, se les pregunta si han aparecido cambios externos: pigmentación en la piel, hinchazón de los pezones y glándulas mamarias. Al examinar las glándulas mamarias, se presionan los pezones para determinar si se está liberando calostro.

Durante el examen, el presidente describe:

  • un cuello uterino duro o blando al principio del embarazo;
  • cuáles son sus dimensiones y forma;
  • como se encuentra.

Asegúrese de tomar un hisopo de la faringe; la calidad y la consistencia del moco cervical también evalúan la condición de la futura madre.

Cuando visite una clínica prenatal en el futuro, los exámenes ginecológicos en la silla se llevarán a cabo solo en casos de emergencia, cuando el paciente se queja de una condición o malestar incomprensible. Todos los cambios en los órganos internos se controlan mediante ultrasonido, que es más seguro que un examen en una silla.

Durante el examen, el médico se asegura de que la condición y el tamaño del cuello cambien de acuerdo con la duración del embarazo. Hasta las 20 semanas, no debería haber cambios en este órgano. La longitud del cuello uterino corresponde a su tamaño antes del embarazo, de 4 a 4,5 cm, ambas gargantas, la interior, que entra en la cavidad uterina, y la exterior, que sobresale en la vagina, debe estar completamente cerrada.

El acortamiento aceptable del cuello uterino ocurre en el segundo trimestre, de 20 a 28 semanas. El cambio de tamaño es insignificante: solo 0.5 cm, no más, la faringe permanece cerrada.

A las 36 semanas, el cuello uterino se acorta otro medio centímetro y luego continúa acortando rápidamente su tamaño, ablandando y madurando. Si no se produce el acortamiento, es posible que se necesite una cesárea de emergencia no programada, ya que una rotura del cuello uterino demasiado largo puede causar un sangrado profuso. Normalmente, la longitud del cuello antes del parto es de aproximadamente 1 cm y la faringe interna es más estrecha.debe estar entreabierta y la cabeza fetal debe estar fragmentada en la pelvis pequeña.

No debería sorprendernos que la monitorización cervical comience a las 24 semanas y no desde el comienzo mismo del registro. El feto comienza a ganar peso intensamente en este mismo momento, el útero aumenta, respectivamente, el cambio afecta a todas sus partes, incluida la periférica. Si el control por ultrasonido revela cambios desfavorables, la mujer es enviada al hospital, donde es monitoreada, a veces hasta el mismo nacimiento.

Patologías durante el embarazo

Los médicos están monitoreando de cerca a las mujeres embarazadas en riesgo.

Los pacientes se tienen en cuenta especialmente:

¿Cómo cambia el cuello uterino durante el embarazo?
  • que ya han tenido abortos;
  • aquellas que se sometieron a un trabajo de parto difícil durante el cual se utilizaron fórceps para tratamiento de emergencia;
  • si se diagnosticó insuficiencia hormonal durante la gestación, no había suficiente hormona progesterona y se prescribió a la mujer un análogo artificial;
  • con un feto grande o embarazos múltiples;
  • con placenta previa baja;
  • si se le diagnostica erosión cervical al principio del embarazo.

Si sospecha de insuficiencia ístmico-cervical, se envía a una mujer a un hospital. ICI se refiere a condiciones en las que aumenta el riesgo de aborto espontáneo.

Uno de los principales síntomas de la ICI es una afección en la que el cuello uterino se abre al comienzo del embarazo, en el primer trimestre, a las 8-11 semanas. Este es un caso bastante raro de esta patología; generalmente se desarrolla en pacientes al comienzo del segundo trimestre, a partir de las 16 semanas.

¿Cuál es el peligro de la insuficiencia ístmico-cervical?

  1. Debido al cuello ligeramente abierto, aumenta el riesgo de infección del feto por el ambiente externo;
  2. La membrana fetal desciende al canal cervical y puede estallar con un movimiento repentino.

Cuando aparece una ICI en las primeras etapas, generalmente se prescribe terapia hormonal o se sutura la faringe del útero. La mujer debe permanecer en cama hasta el final del embarazo.

Las suturas se aplican en un hospital, este procedimiento requiere un diagnóstico preliminar de infecciones ginecológicas y se realiza bajo anestesia.

Si una mujer sigue las recomendaciones de un ginecólogo, la ICI no es una contraindicación para el parto natural. Sin embargo, se debe esperar que el parto se produzca rápidamente y se debe advertir al obstetra sobre la patología diagnosticada con anticipación.

Borrado manual del cuello del útero

Publicación anterior Las mejores recetas de filete de res
Publicación siguiente Imanes antitabaco: efectos en el organismo y reglas de uso