Beneficios de comer melon

Melón: características de la dieta de las mujeres embarazadas.

El melón es una baya fragante y jugosa que, como la sandía, es el tema del deseo de muchos, pero que las mujeres lo disfrutan especialmente en un período de situación interesante. Pero un deseo no es suficiente, porque el melón tiene propiedades bastante específicas y muchas mujeres se preguntan si es posible incluir un melón en la dieta durante el embarazo.

Melón: características de la dieta de las mujeres embarazadas.

Descubriremos esto y lo intentaremos en nuestro artículo de hoy.

¿Cuáles son los beneficios del melón?

El melón es una fruta muy saludable y extremadamente sabrosa, pero los beneficios del melón durante el embarazo también se consideran especiales. Contiene muchos nutrientes que son necesarios tanto para la madre como para el feto. Entre ellos: potasio, hierro, fósforo, magnesio, calcio, ácidos ascórbico y fólico. Además, el melón es un almacén de vitaminas: PP, P, A, E, B, fibra, pectinas, así como sodio y silicio.

Las propiedades curativas del melón son verdaderamente multifacéticas, por lo que enumeramos cómo el melón de belleza es útil durante el embarazo:

Melón: características de la dieta de las mujeres embarazadas.
  • Berry brinda un excelente estado de ánimo y le permite producir la hormona de la felicidad , que es una de las claves importantes para un embarazo saludable y un parto exitoso;
  • Tiene un efecto positivo en la producción de hemoglobina en la sangre;
  • Tiene un efecto positivo sobre la motilidad intestinal y estimula su funcionamiento estable, y también ayuda a lidiar con el estreñimiento y resuelve el problema de las hemorroides, que es urgente para las mujeres embarazadas;
  • El melón durante el embarazo le permite eliminar el exceso de líquido del cuerpo en una forma suave, lo que facilita la eliminación del edema;
  • Tiene un efecto beneficioso sobre la producción de células sanguíneas;
  • El melón es rico en silicona, lo que permite conservar y fortalecer las uñas y el cabello. La única advertencia es que debe comer la pulpa, que se encuentra en el borde mismo de la cáscara, y puede limpiar la piel con la piel restante.

Además, el melón durante el embarazo no te aportará kilos de más, ya que 100 g del producto contienen solo 36 kcal. Sin embargo, no debes dejarte llevar, a pesar de que los azúcares del melón son fácilmente digeribles, en grandes cantidades se vuelven perjudiciales para el organismo.

Comer bien el melón

Se han comprobado los beneficios del melón para la futura madre durante el embarazo, por lo que puede comerlo de forma segura solo si no tiene una reacción alérgica al producto.

Mucho no significa bueno. Por tanto, a pesar de las excelentes propiedades de la baya, no se recomienda superar el consumo de más de 200 g al día.

Pero existe un peligro oculto que puede acechar a los fanáticos de esta fragante baya: estos son los nitratos. El melón puede ser especialmente rico en ellos si se trae de lejos y se vende fuera de temporada.

También conviene dar preferencia a variedades de melón posteriores e incluirlas en la dieta exclusivamente en temporadasél. Dadas las propiedades específicas de la baya, debe consumirse por separado de otros productos.

Por lo tanto, para que el melón se absorba mejor, es necesario asignarle una comida separada y no beberlo con ninguna bebida. Debe comer un melón después de la comida principal no antes de un descanso de 2 horas, y los médicos no recomiendan comerlo con el estómago vacío.

Y si no puedes evitar el consumo conjunto de frutos rojos junto con otros productos, recuerda que en ningún caso el melón debe consumirse con lácteos fermentados, alcohol y agua fría. La violación de este tabú ciertamente está plagada de problemas con el tracto gastrointestinal.

Los expertos también recomiendan que las personas que padecen las siguientes enfermedades tengan cuidado con este producto:

  • Diabetes mellitus;
  • Enfermedades del hígado y los riñones;
  • Obeso;
  • Inflamación gastrointestinal.

Ahora sabes que no debes negarte el placer de comer melones jugosos mientras esperas a tu bebé. Lo principal es no abusar y elegir porciones pequeñas, luego, durante el embarazo, ¡puede comer sandía y melón de manera segura! ¡Salud para usted y sus futuros bebés!

Doctor en Casa: conoce todo sobre los quistes ováricos - Doctor en Casa

Publicación anterior Falsa curvatura de las piernas: resolviendo el problema en casa.
Publicación siguiente Cosméticos de ácido hialurónico