Neutropenia: qué es, qué la causa, tratamientos disponibles y medidas para prevenir las infecciones

Neutropenia en niños: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento

La neutropenia en los niños es una condición patológica caracterizada por un nivel bajo de leucocitos polimorfonucleares (neutrófilos) en la sangre. Los neutrófilos son glóbulos blancos que se producen en el cerebro. El proceso de maduración dura 14 días.

Después de eso, los leucocitos polimorfonucleares ingresan al torrente sanguíneo, donde se dedican a la detección y destrucción de agentes extraños (virus, infecciones). Es decir, los neutrófilos participan en la protección del cuerpo de la invasión bacteriana. Si su nivel cae, aumenta la sensibilidad a infecciones de diversas etiologías.

Contenido del artículo

Causas y formas de neutropenia en niños

Neutropenia en niños: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento

La neutropenia crónica benigna en niños se diagnostica con mayor frecuencia. Este tipo de desviación se caracteriza por una naturaleza cíclica: el número de neutrófilos cambia, fluctuando desde indicadores bajos y alcanzando la norma, y ​​viceversa.

La forma benigna desaparece por sí sola con la edad, por ejemplo, si se encuentra en un bebé, desaparecerá a los 2-3 años.

Este tipo de desviación también se denomina granulocitopenia relativa. El curso de la patología puede tener tres grados de gravedad (leve, moderado, severo) y depende del nivel de neutrófilos en la sangre.

La desviación puede ser febril, cíclica, autoinmune, relativa. Cualquiera de estas formas va acompañada de un cambio en la composición de la sangre, que, si se detecta a tiempo, puede eliminarse rápida y fácilmente. Dichos cambios pueden ser primarios y secundarios: tener una etiología independiente o surgir como resultado de una complicación de cualquier patología.

La neutropenia inmunitaria y otras formas en los niños pueden desarrollarse por las siguientes razones:

  • Infecciones bacterianas y virales (rubéola, sarampión, herpes, gripe, etc.);
  • Inflamación;
  • Enfermedades de la médula ósea;
  • La anemia aplásica es uno de los factores más comunes;
  • Tomar varios medicamentos;
  • Avitaminosis;
  • Quimioterapia.

La deficiencia de neutrófilos puede ser congénita, manifestada en el contexto de insuficiencia pancreática o renal, neutropenia familiar y cíclica, VIH y agranulocitosis hereditaria.

En algunos casos, los médicos tienen dificultades para establecer por qué se desarrolla la enfermedad, aunque son los principales factores que determinan la forma de patología. Por ejemplo, la neutropenia febril se presenta como una complicación después de la quimioterapia con fármacos citostáticos (tratamiento de la leucemia). También estola forma a menudo se produce como resultado de una enfermedad infecciosa que no pudo detectarse a tiempo.

En este caso, una desviación en el contexto de una infección es peligrosa: avanza con una gran cantidad de complicaciones, se propaga demasiado rápido a través de órganos y tejidos, lo que puede ser fatal.

La neutropenia cíclica se presenta en niños por razones desconocidas. Por lo general, se diagnostica en la primera infancia. La forma autoinmune se manifiesta en el contexto del tratamiento con medicamentos, por ejemplo, antituberculosos, analgésicos, anticonvulsivos, medicamentos contra el cáncer. Además, la forma autoinmune se presenta con las mismas patologías, dermatomiositis, artritis reumatoide, etc.

A menudo se forma neutropenia autoinmune y si hay linfocitosis en los niños. Además, la linfocitosis y una disminución en el nivel de neutrófilos detectados después de un análisis de sangre pueden indicar el desarrollo de una enfermedad que aún no se manifiesta externamente.

Síntomas de patología

Neutropenia en niños: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento

En general, las formas inmunes y otras de la enfermedad tienen signos clínicos debido a la causa de la desviación y enfermedades que se desarrollan simultáneamente. Por ejemplo, la forma febril ocurre repentinamente, acompañada de un aumento de temperatura a 38-39 ° C.

Aparecen síntomas de taquicardia, se observa debilidad general, escalofríos intensos, aumento de la sudoración e hipotensión.

El foco de infección es muy difícil de detectar, ya que el contenido de neutrófilos en la masa sanguínea es muy pequeño. El diagnóstico de neutropenia febril se realiza en pacientes que no tienen otras causas de fiebre o focos de infección.

La forma cíclica se caracteriza por la presencia de síntomas durante 5 días con una frecuencia de 3 semanas. Suelen ser signos de faringitis, artritis, fiebre y migraña. Las úlceras redondeadas pueden formarse en la boca y tardan mucho en sanar. La falta de una terapia adecuada conduce a la acumulación de placa y luego a cálculos, lo que está plagado de pérdida de dientes en el futuro.

Los síntomas de la forma autoinmune en la mayoría de los casos de neutropenia indican su curso lento, progresivo o recurrente. Esta forma de desviación es extremadamente peligrosa, ya que existe un alto riesgo de desarrollar complicaciones en forma de infecciones bacterianas que conducen a la muerte.

Diagnóstico

Primero, se excluye el vínculo con una infección viral transferida recientemente. Luego se toma una anamnesis, por ejemplo, si el niño tuvo alguna enfermedad grave (infecciones bacterianas frecuentes, trastornos del desarrollo físico, afecciones febriles), la presencia de infecciones potencialmente mortales en el pasado, espleno o hepatomegalia, síndrome hemorrágico.

Si no se presenta ninguno de los signos enumerados, el diagnóstico más probable es neutropenia crónica. Si hay un solo síntoma, continúan buscando las razones.

El volumen y la naturaleza de las pruebas de laboratorio dependen de la frecuencia y gravedad de las infecciones asociadas con la neutropenia yno solo por su severidad. El médico puede ordenar una prueba para determinar el nivel de inmunoglobulinas en la sangre. En algunos casos, es necesaria una punción en la médula ósea. En caso de un trastorno congénito, pueden ser necesarias pruebas genéticas.

Los médicos, al observar a los niños, deben aclarar la esencia del problema a los padres para aliviarlos de una ansiedad innecesaria. Se debe prestar más atención a la higiene bucal, la prevención de la gingivitis y la estomatitis. Las vacunaciones se realizan de acuerdo con el plan general de vacunación. Se recomienda vacunar adicionalmente a estos niños contra la influenza, infecciones meningocócicas y neumocócicas.

Tratamiento de diversas formas de neutropenia en niños

El médico selecciona el curso de la terapia individualmente, según el motivo que provocó la desviación. Por ejemplo, cuando la infracción ha surgido como consecuencia de la ingesta de medicamentos, es recomendable dejar de tomarlos. Y la neutropenia relativa no necesita corrección en los niños.

Neutropenia en niños: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento

El grado severo se caracteriza por la rápida propagación de diversas infecciones por todo el cuerpo. En tal situación, el paciente necesita hospitalización urgente.

El tratamiento adicional en un hospital irá acompañado de la ingesta de los antibióticos más potentes en diversas formas. Se asigna al paciente a una habitación separada.

Para eliminar una caída adicional en el nivel de leucocitos neutrofílicos, los médicos prescriben medicamentos especiales: factores de crecimiento. Su acción tiene como objetivo estimular la producción de leucocitos. Cuando una enfermedad alérgica o autoinmune es la causa del trastorno, la terapia se basa en el uso de corticosteroides.

En todos los casos, es recomendable prescribir medicamentos para aumentar la inmunidad general de una persona. Si la desviación es causada por un bazo agrandado, es posible que sea necesario extirparlo.

En algunos casos, se realiza un tratamiento quirúrgico: trasplante de médula ósea. La operación se lleva a cabo estrictamente por motivos médicos y solo para niños mayores de 12 años. ¡Controle su bienestar y manténgase saludable!

Qué es la Neutropenia, Instantáneas Médicas

Publicación anterior ¿Es realista fortalecer los dientes en casa?
Publicación siguiente Tortilla simple, pero buen relleno: 4 deliciosas recetas