Pancreatitis en perros Causas y tratamiento

Pancreatitis en perros: causas, síntomas, tratamiento

Una enfermedad como la pancreatitis en los perros puede convertirse en una molestia no solo para el animal en sí, sino también para sus dueños. Desafortunadamente, estos casos no son infrecuentes y, por lo tanto, debe saber qué provoca la aparición de esta dolencia, sus síntomas y cómo lidiar con tal problema.

Contenido del artículo

¿Qué es la pancreatitis? , sus formas

La pancreatitis, independientemente de si se diagnostica en un animal o en una persona, es una enfermedad bastante grave.

Pancreatitis en perros: causas, síntomas, tratamiento

Su esencia es la inflamación del tejido del páncreas. Como resultado, se interrumpe la secreción de enzimas necesarias para la digestión completa de los alimentos. Si la enfermedad no se trata, en el futuro los tejidos de los órganos comienzan a morir, la permeabilidad de los conductos se interrumpe y las mascotas simplemente mueren, ya que su cuerpo pierde la capacidad de hacer frente a la carga que se le impone en el contexto del tracto digestivo.

Por eso es tan importante identificar los síntomas a tiempo y prescribir el tratamiento correcto para la pancreatitis en perros.

Hay 2 tipos de patología: aguda y crónica. La pancreatitis aguda ocurre de forma espontánea en los perros y es el resultado de influencias externas negativas en el cuerpo. Esto puede deberse a la nutrición, especialmente si se sigue una dieta especial, infección, etc. La forma crónica se desarrolla debido a la falta de tratamiento inmediato.

En general, la pancreatitis se manifiesta con mayor frecuencia de forma crónica, incluso si inicialmente no se sospechaba de ella. Además, en casos raros, se presenta una forma reactiva, que es la más peligrosa, ya que procede de manera muy rápida, inesperada y prácticamente no responde al tratamiento si se detecta tarde.

También vale la pena mencionar las etapas de esta enfermedad. La patología primaria ocurre cuando la intoxicación o el uso de tipos de alimentos inadecuados para la alimentación animal. Pero lo secundario es más probable una consecuencia y se asocia con mayor frecuencia con enfermedades infecciosas del tracto digestivo. En cualquier caso, el tratamiento debe realizarse lo antes posible y de acuerdo con el diagnóstico establecido por el veterinario.

Causas de la pancreatitis canina

Para prevenir el desarrollo de complicaciones o, en general, para prevenir la aparición de inflamación del páncreas, es importante conocer cuál es la causa que provoca tales procesos en las mascotas. Este tema debe considerarse en el contexto de las formas de enfermedad.

Entonces, las razones del tipo principal sontsya:

Pancreatitis en perros: causas, síntomas, tratamiento
  • intoxicación alimentaria;
  • exceso de suplementos dietéticos;
  • intoxicación con sustancias venenosas;
  • uso de piensos de mala calidad o en mal estado;
  • ingestión de productos químicos nocivos.

La pancreatitis secundaria en perros se desarrolla debido a enfermedades del siguiente tipo:

  • falla en el funcionamiento del cuerpo como un todo;
  • complicación posoperatoria;
  • enfermedad del hígado;
  • leptospirosis;
  • patologías del páncreas en sí, tanto congénitas como adquiridas;
  • enfermedades del tracto biliar;
  • demodicosis;
  • extensas invasiones helmínticas;
  • enteritis por parvovirus;
  • plaga, etc.

Si un animal tiene enfermedades similares o sospecha de al menos una de ellas, se debe tener en cuenta que está en riesgo. También incluye a los perros mayores de 8 años, ya que su organismo se va debilitando gradualmente e incluso pequeñas alteraciones en la nutrición pueden tener malas consecuencias. Además, en las personas mayores, el tratamiento es difícil, lo que a menudo conduce al desarrollo de una forma crónica de la enfermedad.

Síntomas de la enfermedad

La pancreatitis en perros se manifiesta a través de ciertos síntomas. Algunos de ellos son similares a una simple intoxicación o indigestión, por lo que para aclarar la situación, debe comunicarse con el veterinario para las pruebas adecuadas.

Síntomas en mascotas:

Pancreatitis en perros: causas, síntomas, tratamiento
  • comportamiento apático, letárgico, ansiedad;
  • disminución del apetito;
  • vómitos;
  • diarrea intensa;
  • compactación de las heces o la adquisición de una consistencia aceitosa;
  • sensaciones dolorosas al palpar la zona del ombligo;
  • aumento de la temperatura corporal;
  • micción frecuente;
  • pérdida de peso;
  • picazón;
  • boca seca;
  • niveles altos de glucosa en sangre y orina.

Si se confirma pancreatitis aguda o crónica. Se debe prescribir un tratamiento adecuado de inmediato.

Método de tratamiento

Si nota síntomas agudos, es posible que deba llamar a su veterinario en casa. El tratamiento adicional de la pancreatitis en perros se realiza principalmente en casa. Para un diagnóstico preciso, además del examen, también se necesitarán análisis de laboratorio de orina, heces y sangre.

Después de confirmar una forma u otra de pancreatitis, el primer paso es comenzar a alimentar adecuadamente a su mascota. Para ello, se prescribe una dieta especial baja en carbohidratos.

Pancreatitis en perros: causas, síntomas, tratamiento

También preste atención a aquellas enfermedades que provocaron pancreatitis. A veces es suficiente concentrar las acciones en la causa raíz, y luego la enfermedad secundaria retrocederá con ella. Para acelerar la recuperación y aumentar las defensas del cuerpo, a los perros se les recetan antibióticos paradedicada a la lucha contra virus primarios, así como vitaminas. Es necesario alimentar al animal con mezclas medicinales especiales y enriquecer el organismo con enzimas para facilitar la digestión.

Si el perro está atormentado por episodios de dolor, el tratamiento consiste en la administración de antiespasmódicos y analgésicos para aliviar el sufrimiento de la mascota. En algunos casos, puede ser necesario un tratamiento más serio asociado con la cirugía. Esto es especialmente cierto cuando el cáncer se convierte en un factor provocador.

En este caso, se corta la parte afectada del páncreas. Si el curso de la enfermedad es severo, esta medida será solo temporal, ya que será imposible frenar los procesos de destrucción de órganos, y sin ella el perro no sobrevivirá y habrá que ponerlo a dormir para no someterlo a una muerte dolorosa.

Dieta

Dado que la dieta es una de las áreas clave del proceso de tratamiento, es importante saber qué se puede alimentar a un perro con pancreatitis y qué se debe excluir por completo de la dieta. Dado que durante el período de exacerbaciones, se ejerce una carga colosal sobre el páncreas, durante un cierto período de tiempo es necesario soportar una pausa en la nutrición. Esta es la llamada dieta de inanición. Si está deshidratado, asegúrese de beber lo suficiente.

Dependiendo del tratamiento que prescriba el médico, le avisará cuando pueda empezar a introducir alimentos. Si el perro ha comido previamente comida preparada comprada, es necesario encontrar mezclas medicinales especiales con suplementos vitamínicos para ello. Se introduce una dieta estricta para los animales acostumbrados a la alimentación habitual. Entonces, con pancreatitis en perros, está prohibido sobrecargar el tracto gastrointestinal. Durante este período, vale la pena abandonar los cereales integrales con carbohidratos, así como los piensos a base de maíz.

Está prohibido dar alimentos que provoquen fermentación, así como cualquier tipo de carnes ahumadas, delicias saladas y dulces. Los productos de harina son limitados, al igual que los productos lácteos grasos, las yemas de huevo, las verduras y frutas frescas, especialmente la col blanca.

Se recomienda alimentar al perro 4-6 veces al día, mientras se le dan alimentos hervidos bajos en grasa: carne, pescado, cereales molidos líquidos, puré de coliflor hervido en pequeñas cantidades y otras verduras hervidas en puré, claras de huevo. Después de una dieta estricta, se introducen nuevos alimentos gradualmente, una vez cada 1-3 días, lo que no estresa el páncreas. Controle la reacción del perro durante este período y vuelva a la dieta anterior ante el menor signo de deterioro.

Si se hace correctamente, incluso la pancreatitis crónica retrocederá y no causará dolor ni molestias a su querida mascota.

Mi perro tiene insuficiencia pancreática exocrina.

Publicación anterior ¿Qué es un potenciador de labios y cómo usarlo?
Publicación siguiente Restauramos las funciones de la mano después de retirar el yeso.