Alzheimer: síntomas, causas y tratamiento

Pseudoalergia: síntomas, causas, tratamiento.

La temporada de alergias conduce a la demanda de medicamentos antialérgicos. Pero sucede a menudo que no se observan resultados tangibles al tomar ningún remedio de esta serie. El caso es que muchas personas se encuentran con una supuesta alergia falsa, que es diferente a la real. Cabe señalar que la diferencia solo es visible para el médico, es decir, el alergólogo.

Contenido del artículo

Síntomas de la enfermedad

Pseudoalergia: síntomas, causas, tratamiento.

Las falsas alergias, o pseudo-alergias, son difíciles de diagnosticar por una persona común, porque las reacciones en ambos casos son casi idénticas:

  • Comienza el lagrimeo;
  • Picazón en la nariz;
  • Erupciones cutáneas, urticaria, enrojecimiento;
  • Manifestaciones de anafilaxia;
  • Dolores de cabeza;
  • Sensación de calor;
  • Dificultad para respirar;
  • Mareos;
  • Vómitos;
  • Anorexia;
  • Trastorno de las heces (diarrea, estreñimiento).

La principal diferencia entre estas dos dolencias radica en los principios de su desarrollo: cuando una persona tiene una verdadera alergia, entonces cualquier contacto con un irritante provoca una reacción violenta del cuerpo, y la aparición de una falsa está influenciada por la sustancia que provoca un estado doloroso y su concentración.

Un alérgeno puede acumularse en el cuerpo durante varios días, semanas o incluso meses y luego provocar una reacción negativa. También es difícil diagnosticar una forma falsa de la enfermedad porque los síntomas y signos de pseudoalergia a veces se desarrollan con bastante lentitud.

En la práctica, se confirma que es imposible determinar de forma independiente la forma de alergia. Para hacer un diagnóstico correcto, el especialista debe indicar al paciente que se realice una variedad de pruebas: sangre (general), frotis para citología de mucosas, pruebas cutáneas, etc. La presencia de inmunoglobulinas E en sangre indicará una verdadera alergia.

En este caso, la persona tendrá una mayor concentración de estos anticuerpos. Pero con una forma falsa, las inmunoglobulinas permanecen normales. Son estos resultados los que determinan en gran medida la forma de la enfermedad.

Motivos de pseudoalergia

Los alimentos y los medicamentos provocan muy a menudo reacciones negativas en el organismo. A veces, una dolencia aparece en el contexto de un cambio en el estado psicológico de una persona. Hay momentos en que las personas piensan que padecen una alergia real, pero en realidad esto es solo una forma falsa causada por un trasfondo psicoemocional.

Por lo general, en este caso, los antihistamínicos son absolutamente inútiles y después de realizar pruebas conSe hace evidente que no hay anticuerpos. Es decir, el problema no radica en los mecanismos inmunitarios, sino en el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso. Estos pacientes se sienten mejor después de consultar a un psicoterapeuta.

Muy a menudo, los médicos advierten a sus pacientes: si una persona alguna vez ha experimentado un shock debido a una reacción alérgica, es posible que siempre tenga miedo a esa sustancia (objeto, remedio, etc.) que conlleva consecuencias negativas. p>

Este factor suele ser el desencadenante del desarrollo de una forma falsa de patología. Cuando los síntomas molestos no desaparecen durante mucho tiempo, vale la pena prestar atención a las especies falsas.

En muchos casos, las proteínas o los componentes proteicos de los alimentos son la causa. Los alérgenos más comunes son los frutos secos y los productos a base de ellos, los mariscos y las frutas y bayas ácidas.

Pseudoalergia: síntomas, causas, tratamiento.

Hay muchos productos, como resultado del consumo de los cuales existe una forma falsa de la enfermedad: los liberadores de histamina. Contienen grandes cantidades de histamina o provocan su liberación. Estos incluyen absolutamente todos los productos de fermentación: queso, yogur, masa de levadura, alcohol, chucrut, etc.

Además, muchos productos químicos, como colorantes y conservantes, pueden provocar una respuesta inmunitaria. Se debe tener especial cuidado al comer salchichas, especialmente las ahumadas. Esto se aplica al caramelo de colores brillantes y bebidas carbonatadas. Los componentes colorantes y conservantes contribuyen a la acumulación de alérgenos en el cuerpo humano.

Vale la pena recordar algunas de las sustancias más peligrosas:

  • Conservantes: sulfuros, ácido ascórbico (E 200), benzoatos (E 211);
  • Aditivos aromatizantes: glutamina sódica (e 621), magnesio (e 625), calcio (e 623);
  • La tetrazina es un colorante azoico alimentario.

Muchos alimentos contienen metales pesados, pesticidas, nitritos, toxinas, compuestos sintéticos y muchas otras sustancias nocivas que también pueden causar una reacción en el cuerpo.

Una reacción muy fuerte puede ocurrir después del uso de ciertos tipos de medicamentos, cuando las sustancias irritantes ingresan al torrente sanguíneo. En este sentido, debe tener cuidado con las penicilinas y los analgésicos, medicamentos que reducen la presión arterial.

Reacción adversa en pacientes de diferentes grupos de edad

Uno de los peligros de una enfermedad real y verdadera es que se presenta a una edad temprana y acompaña a la persona durante toda su vida. El antígeno formado responderá constantemente a la invasión del alérgeno. Pero la forma falsa está asociada con el cambio.

La pseudoalergia en niños ocurre a partir de los 6 años. Los adolescentes también caen en la zona de riesgo, ya que a lo largo de este tiempo se forman y desarrollan sistemas corporales. El período de formación de las funciones sexuales juega un papel importante. La edad de 20 a 25 es la más tranquila, el cuerpo funciona de manera estable.

Después de los 25, comienza pEdutia, la actividad ovárica disminuye. Durante este tiempo, la función hepática deficiente y otras características metabólicas se ven afectadas. El grupo de riesgo incluye a personas mayores de 40 años con patologías de varios sistemas corporales.

Tratamiento de pseudoalergias

A pesar de que esta patología se distingue por una especie de insidia, los médicos la tratan con condescendencia. La forma verdadera no se puede tratar, ya que los métodos modernos para tratarla no afectan la producción de anticuerpos, es decir, la causa de la reacción no se puede eliminar, solo se pueden debilitar las manifestaciones.

Pero las pseudo-alergias son tratables porque no hay anticuerpos de memoria que hagan que el cuerpo reaccione de inmediato.

La etapa leve se eliminará con los antihistamínicos más simples: ungüentos, cremas, gotas para los ojos y la nariz. A veces, incluso una dosis única produce resultados tangibles.

El grado promedio de la enfermedad se detiene con los mismos medicamentos, pero se administran como inyecciones (intravenosas, intramusculares). Dichos fondos actúan mucho más rápido. El médico selecciona el tipo de medicamento en función de los síntomas. En algunos casos, se prescribe una transfusión de plasma, que está enriquecida con un inhibidor de C1, el principal regulador de los procesos de reacción negativa.

Uno de los factores más importantes en el tratamiento de una dolencia es la dieta. A veces puede ser bastante difícil renunciar a sus platos favoritos, pero sin tales excepciones, no debe esperar un resultado exitoso. Absolutamente todos los productos cuyo consumo desarrolla una falsa alergia se eliminan de la dieta.

Se deben tomar varias medidas tanto para el tratamiento como para la prevención:

  • Siempre que sea posible, use solo productos naturales. Trate de excluir los que contienen aditivos químicos, especialmente colorantes y conservantes;
  • Los padres de niños pequeños no deben apresurarse a transferir estos últimos a una mesa común;
  • Controle su reacción después de tomar cualquier medicamento recetado por su médico;
  • Para ser examinado por un endocrinólogo y un gastroenterólogo.

En casos graves, se usa terapia hormonal. En este caso, las hormonas juegan el papel de una especie de estabilizadores que calman el cuerpo . Pero aquí no se limita a una técnica.

Además, en tal situación, se toman toda una gama de medidas, que incluyen una dieta con el rechazo de una gran lista de productos, tomar medicamentos, cambiar el ritmo de vida habitual. A veces se requiere la ayuda de un psicólogo si la reacción se desarrolla en el contexto de un estado mental, o de un endocrinólogo si hay trastornos del sistema endocrino.

Lleve un registro de su dieta, no se entregue a la automedicación incontrolada, no se ponga nervioso de nuevo y entonces ninguna alergia verdadera o falsa dará miedo.

Artritis Reumatoide: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Publicación anterior Los pantalones infrarrojos son un ayudante eficaz en la lucha contra los depósitos de grasa y la celulitis.
Publicación siguiente Recetas de coliflor en escabeche deliciosas y fáciles